"El Primer Grito de Independencia"
independencia quito ecuador

La llamada “Revolución de Quito”, “Revolución Quiteña” o “Primer Grito de la Independencia” fue un proceso que comenzó en Quito a finales de 1808, estalló el 10 de agosto de 1809, y finalizó para el año de 1812.

 

deberías saber esto

credito: José X

Dentro de los círculos de historiadores siempre ha existido un debate en torno a esta cuestión, mientras unos reivindican este evento, otros lo tachan como un hecho que no merece el calificativo de independentista, progresista o libertario. De todas formas, los registros históricos son claros, y por ende expondremos un resumen histórico sobre lo acontecido entre 1809 y 1812 en Quito.

 

Antecedentes y contexto internacional
Era finales de 1808, Napoleón Bonaparte luchaba, especialmente contra Inglaterra, para extender el Primer Imperio Francés por toda Europa. En este punto España, bajo el mando de Carlos IV, se unió en la lucha contra los ingleses ya que, en aquel entonces, tanto Inglaterra como España eran potencias mundiales que luchaban por el control comercial de América. Pero las diferentes guerras produjeron una escasez de alimentos en la población española, y esto junto a presiones por parte de “patriotas” españoles que se oponían a las ideas liberales de los franceses y la relación que la Corona llevaba con Francia, llevaron a que Carlos IV abdique el trono en el motín de Aranjuez a favor de su hijo Fernando VII.

 

Fue entonces que Fernando VII, siguiendo la línea de despotismo ilustrado de su abuelo Carlos III, comenzó su reinado. Dado que Napoleón vio su alianza con España afectada por este hecho, tendió una trampa a Fernando VII y lo apresó en Bayona en el mes de abril. Es entonces que pone a cargo del reinado a su hermano, José Bonaparte. Esto desemboca en la guerra de independencia española, la cual se libró entre los españoles realistas, que abogaban por el regreso de Fernando VII, contra los franceses y españoles afrancesados (es decir, españoles con ideas republicanas). En este contexto se empiezan a armar juntas en diferentes partes de España para organizarse contra los franceses y legitimar a Fernando VII además de abogar por su retorno.

 

Desde el 10 de agosto de 1809 en Quito
En este contexto nos trasladamos al Quito de 1809. La nobleza criolla de Quito, preocupada por todo el contexto anteriormente expuesto y la pasividad del presidente de la Real Audiencia de Quito, el Conde Ruiz de Castilla, decide crear a inicios de agosto una junta suprema que «gobernará interinamente a nombre y como representante de nuestro legítimo soberano, el señor don Fernando Séptimo (…) mientras Su Majestad recupere la Península o viniere a imperar en América» (Acta de la Constitución Quiteña de 1809). Esta Junta cesó en sus funciones al Conde Ruiz de Castilla el 10 de agosto de 1809, juró lealtad al Rey de España (Fernando VII) y a la Iglesia Católica, rechazó la invasión francesa y desconoció a José Bonaparte como autoridad.

 

En toda la América española la preocupación era la misma: que los franceses tomaran control de España y, a la postre, de América. Las razones por las cuales las autoridades, propietarios y empresarios de América abogaban por el retorno de Fernando VII eran básicamente económicas, en especial porque se empezó a dar un proceso de apertura del mercado americano, las restricciones comerciales empezaron a ser menos controladas, y además hubo el temor de que «la religión y las buenas costumbres» se perdieran ante las ideas francesas.

 

La noticia de que en Quito se estableció una Junta Suprema que relevó de cargos a la autoridad real fue tomada por los virreinatos de Bogotá y Lima como un evento insurreccional, esto debido a la precaria comunicación de la época y al agitado contexto internacional. Por este motivo enviaron tropas a Quito, casi de forma incógnita, con el propósito de acabar la mencionada insurrección a la Corona.

 

Los miembros de la Junta se sorprendieron de no recibir el apoyo del resto de provincias del reino, siendo que lo mismo sucedía en España, pero cabe destacar que una de las cosas que más molestó sobre esta “insurrección” fue el hecho de que una capital del reino se otorgara el derecho de representar a toda la región. Es así que, debido a la falta de apoyo popular, los líderes de esta Junta fueron apresados rápidamente. Hasta un año después, exactamente el 2 de agosto de 1810, que un pequeño grupo de soldados y simpatizantes de la mencionada Junta Suprema irrumpió en el cuartel militar donde los tenían apresados, esto desembocó en la matanza de todos los “insurrectos” por parte del ejército real.

 

Cabe especificar que en aquella época, tanto Quito como el resto de la América española, buscaban «igualdad y autonomía, no independencia», será a futuro que esta búsqueda desemboque en los movimientos libertarios que surgieron en toda América en los siguientes años. Aquí cabe destacar que el Primer “Grito” de Independencia en América surgió en Haití, el 1 de enero de 1804. Para más información sobre este tema recomendamos las siguientes lecturas:

  • Hernández, César, et. al.: Haití, cuna de la Independencia Americana. Coordinación del Comité Mexicano de Amistad con el Pueblo de Haití.

  • Constitución Quiteña de 1809. Versión Digital.
    O también en las diferentes Actas que se promulgaron entre 1809 y 1810 en Quito con respecto a este tema. Versión Digital. Pp. 127-142

  • Bennet Stevenson, William: La Revolución de Quito en Espinosa Apolo, Manuel, comp.: Así Fue. Testimonios sobre los hechos más conmocionantes de la historia nacional narrados por sus protagonistas y testigos presenciales. Taller de estudios andinos. Quito, Ecuador. 1998.

  • Rodríguez, Jaime: La antigua provincia de Guayaquil durante la época de la Independencia, 1809-1920 en Rodríguez, Jaime, coord.: Revoluciín, independencia y las nuevas naciones de América. Fundación MAPFRE TAVERA. Madrid, España. 2005.

 

DEBERÍAS SABER ESTO

Existe un debate histórico sobre si los eventos ocurridos a partir del 10 de agosto de 1809 en Quito fueron o no de carácter independentista.

 

La Gran Guerra en Europa creó incertidumbre y desconfianza dentro de las colonias españolas de América.

 

La pugna de poder entre criollos y españoles delegados de la Corona se agudizó en esta época y desembocó en los diferentes procesos de independencia.

 

Según algunos autores, lo que buscaba la población criolla y mestiza de América Latina era «igualdad y autonomía, no independencia».

Página :: 6 / 8Siguiente >><< Anterior

quito hotel ecuador hotel

 

Q restaurante plaza foch